Image Map

viernes, 5 de julio de 2019

Viernes de series y pelis: Good Omens




En el principio, Arizafel custodiaba la puerta del Edén y Crowley tentaba a Adán y Eva con la manzana que daría inicio a la perdición. 

Casi seis mil años después, cuando el Anticristo llegó a la Tierra como bebé, ambos se encontraban bastaaaaaaaante cómodos y acostumbrados a vivir entre los humanos, y más allá del plan inefable de Dios, ninguno tenía ganas de que el mundo se terminara y tener que regresar respectivamente al Cielo y al Infierno. Así que llegaron al acuerdo más coherente posible: convertirse en los padrinos del Anticristo para influirlo uno hacia el bien y el otro hacia el mal, cancelándose mutuamente y así obtener un resultado brillante: un niño común y corriente, con niveles regulares de bondad y maldad. E idealmente, sin intenciones de comenzar el Armagedón. 

Un plan impecable. Brillante. Imbatible.

Si no fuera porque uno de ellos *coffCrowleycoff* metió la pata y mientras estos dos seres celestiales e infernales se concentran en criar al niño equivocado, el Anticristo crece sano, fuerte y lleno de amigos en un pequeño pueblito inglés, sin tener noción de que, en cuanto cumpla once años, va a iniciar el fin del mundo. 


Good Omens o Buenos presagios es desde hace unos cuantos años uno de mis libros preferidos. Les dejo mi reseña, pero no me juzguen que fue una de las primeras del blog y puede ser un poco tan caótica como esta hermosísisisisisisima y loca historia.

Cuando me enteré de que iban a hacer una mini serie, no presté demasiada atención. Muchas veces ya había corrido el runrún, era algo que muchas veces se había hablado y nunca se concretaba. Y si bien me alegré cuando se confirmó la noticia y me dio mucha curiosidad cómo podían llegar adaptar un libro tan loco, estaba en manos de Neil, así que estaba tranquila y le tenía más o menos fe. Imaginé que iba a estar buena, pues Gaiman, pero que quizás no despegara demasiado porque la considero un poco de nicho, más allá de los millones de fans que tiene el libro. Algo similar a lo que ocurrió con American Gods. Con eso me equivoqué, se volvió un fenómeno muy popular en cuanto salió. Y no me sorprende, porque es GENIAL.

El proyecto me terminó de comprar cuando me enteré que a los roles protagónicos se los llevaban nada más ni nada menos que las opciones más perfectas del universo: David Tennant y Michael Sheen.

Amo a David con la fuerza de mil soles, como todo el mundo. Especialmente como todo el mundo whovian. Y sabía que nació para ser Crowley.

Cuando me enteré fue como "ufff, bitch. Obvio que lo va a interpretar David".

Teneme esta perfección.

Y amo a Michael Sheen. De hecho tengo este crush súper extraño por Michael desde Luna nueva (perdonen lo básica, pero lo conocí como Aro. Y sí, ahí nació el crush. LO SIENTO) y sabía que iba a hacer bárbaro del estirado e ingenuo Arizafel. Pero superó ampliamente mis expectativas. 


Nunca voy a poder con su carita.

Vi dos veces la mini serie.
Primero en dos días, con la voracidad del fan que necesita verla YAYAYAYAYAYAYAYA. Después con más tranquilidad, en una semana (aunque inmediatamente después de culminarla). La primera vez me gustó mucho, pero no me terminaba de cerrar del todo. Todo era perfecto, excepto la resolución final. Lo sentí muy abrupto, sentí que le faltaba mejor desarrollo, y sí, no me importa lo que piensen, le faltaba más Arizafel y Crowley en la pantalla. Sí, más.

La segunda vez aprecié mejor los detalles (arte puro) y también algunas cosas que en la primera se me pasaron por alto (por ejemplo, creí que no se explicaba el tema de los pezones de las brujas, solo porque no había prestado atención a un cartel). Esta vez la disfruté mucho más y si bien nunca voy a tener suficiente de Arizafel y Crowley, la sentí mucho mejor planteada y completa. La primera vez me traicionó la voracidad del fan y me alegra haberla visto de vuelta.

La serie es un flash, entretenidísima, la cosa más pura y británica del universo. Se va a robar el corazón de quien la mire.

Las actuaciones son brillantes de la primera a la última. Es como si cada una de esas personas hubiera nacido para interpretar a los personajes que interpreta. Los amo a todos.

Pero más a Michael y David. Se pasan. Reemplazaron por completo, POR COMPLETO al Azirafel y al Crowley que llevaban más de una década en mi cabeza. Ahora son ellos, y eso me encanta.




Tengo que destacar dos cosas, lo que más me gustó:

La miniserie es extremadamente fiel al libro. Hasta lo absurdo. De hecho, los invito a ver el inicio de la serie, cuando Azirafel y Crawly contemplan la primera tormenta y leer el prefacio del libro, "En el principio". Es una locura, prácticamente respetan cada punto y cada coma del texto original, y lo hacen con semejante naturalidad y fluidez, que es increíble. Queda perfecto. Son unos genios.

Todo, todo el tiempo encuentran la forma de ser lo más pegados al libro posible y si no, de poner miles de guiños y referencias para los fans, que no acartonan ni hacen poco natural la trama, sino que son un agregado que también puede disfrutar quien no haya leído el libro.

Lo que quedó afuera es poco, es entendible, o -Y ME ENCANTA- es arcaico. Un gran trabajo de adaptación. Good Omens tiene treinta años, el mundo ha cambiado mucho desde entonces. Ya no nos hacen gracia las mismas cosas, hay cosas con las que en los ochenta y noventa era normal bromear que hoy por hoy no, porque no son un chiste. Y aprovecharon esta nueva versión para corregir esos detalles, a pesar de que Good Omens es un libro muy avanzado para su época, y toca un montón de temas que hoy por hoy se cuestionan todos los días, pero Neil y Terry cuestionaron hace tres décadas. Siempre amé eso.

La segunda cosa, persona (bueno pónganle que persona), que adoré fue Azirafel.

Para mi Michael se roba absolutamente la serie. Sabía que iba a hacerlo genial, pero superó todas mis expectativas y se superó a sí mismo. Es el Azirafel perfecto. Demasiado puro, demasiado genuino. Es un deleite absoluto cada una de sus escenas, cada una de sus expresiones y la forma en la que encaró en general al personaje.

La primera vez que la vi, Michael opacó a David. Fue en el rewatch que aprecié más a su Crowley. Que también es absolutamente perfecto, lo hizo muy, muy, muy bien. Te roba el corazón. Y te lo estruja fuerte. Te desgarra el alma. Amo a Crowley, es muy rico y su trasfondo:



Para mí él es más... ¿frágil? Al menos más vulnerable, tiene una carga importante. Y David hizo magia para plasmar su desfachatez y despreocupación, mechada con momentos de debilidad y, pardon my sci-fi, humanidad. 

Qué duo tan grandioso nos han regalado. No tengo palabras.

Arizafel y Crowley tienen una de las relaciones más puras, emocionantes y hermosas que la industria cultural entera nos ha regalado en siglos, y supieron trasladarla de manera impecable a la pantalla chica. Son unos genios. Los amo con todo el corazón.

Good Omens despertó no solo una lluvia de buenas criticas, sino también un montón de polémicas:




No voy a explayarme sobre ninguna, pero voy a comentarles un poco por arriba de qué se trata.

Por un lado, hubo críticas de queerbaiting por la pareja principal. No voy a entrar ahí, pero necesito recordarles que no todas las personas que se aman tienen una relación romántica, y que no todo romance es físico. El mundo siempre se olvida de eso. Siempre.

(Y los autores se tomaron la molestia de explicar el asunto hace treinta años en el mismísimo libro, pero quién lleva la cuenta o se molesta en informarse antes de criticar. ¿NO?).

Otro conflicto muy gracioso que despertó la serie fue que, obviamente, la iglesia quiere cancelarla y le hicieron una petición a Netflix para que la retire. La serie no es de Netflix, es de Amazon Prime. Y bueno, el chiste se cuenta solo. Hablando de no informarnos.

Tampoco voy a entrar ahí, pero comprendo completamente a qué se debe la incomodidad generalizada -aunque no comparto ni ahí ese extremismo-, ya que esta historia reversiona (de una manera brillante y, honestamente, respetuosa) muchos hechos bíblicos. Y también tiene muchas cosas que son un ABSOLUTAMENTE NO para muchas religiones muy ortodoxas.

Good Omens es un canto a la diversidad. Todo hace bien. TODO.

La voz de Dios es femenina. Tenemos todo un abanico de géneros y sexualidades. (Incluso tenemos al menos un personaje no binario y estoy contenta porque es la segunda vez que veo personajes no binarios en un show, y honestamente el primero no me gustó nada, porque lo sentí una parodia). Tenemos mucho feminismo. Y se lleva completamente por delante mil roles de género. Ni los roles, los géneros en sí.

Y lo más importante, tenemos ese mensaje súper poderoso que deja el libro también. El concepto al rededor del que gira Good Omens es una verdad universal indiscutible: nadie es intrínsecamente bueno o malo. Las personas solo son y punto. 

Juega mucho, mucho con este concepto. Muchísimo. Crowley es un ángel caído, un demonio y demuestra bajo mil circunstancias su bondad (sin ir más lejos, quiere salvar el mundo). Azirafel es un ángel pero a veces puede ser flojo, a veces puede ser perversito y a veces puede ser completamente manipulador con su cara de cachorro apaleado.


Sin caer tan específicamente en los personajes, esto mismo se refleja en la visión del Cielo y el Infierno que nos dan. Tenemos demonios gritando por injusticias y realizando juicios, y a ángeles formando ejércitos o condenando a alguien sin juzgarlo previamente.

Ni siquiera hay que escarbar tanto, en esta historia tanto los buenos como los malos están ansiosos de que se termine el mundo porque es el momento en el que va a definirse la guerra eterna entre los dos bandos y absolutamente a ninguno de los dos le interesa la humanidad (porque, en este universo, la Tierra fue creada para terminar con esta disputa).

Básicamente el conflicto principal de Good Omens es el Cielo y el Infierno compitiendo por ver quién la tiene más larga 🤷‍♀️

Dije que no iba a decir eso. Y súper dije eso porque es la mejor definición que le queda.

En fin, hay muchas ironías, muchas verdades universales. Más allá de la comedia y el humor, esta historia te deja pensando e increpa muchísimo. Tremendas charlas y debates existenciales se han desprendido de Buenos presagios. Es una belleza.

A nivel técnico y actoral todo está muy bien y disfruté mucho de todo. Los efectos son un poco pedorrines, ¿pero qué sería de una buena serie de la BBC sin efectos un poquito pedorros que nos mantengan con los pies en la tierra? POR FAVOR. Eso solo la hace mejor.

Fue genial volver a ver algunas caras familiares, como a doña Miranda Richarsond, nuestra querida odiada Rita Skeeter que está rockeando los sesenta igual de diosa, talentosa y graciosa que siempre. Ella... dígamos que interpreta dos papeles y la rompe. Amé.

También me gustó el trabajo de algunas caras nuevas para mí, como Adria Arjona y casi todo el reparto infantil, empezando por nuestro Anticristo, Sam Taylor Buck, y sus amigos (Pepper SÚPER es Rose Weasley, no tengo pruebas pero tampoco dudas, jajaja).

Y odié justamente a quien había que odiar, a Gabriel, interpretado por John Hamm. Y aún así él también me hizo reír más de una vez.



Adoré cómo adaptaron muchas cosas, pero mi favorito indiscutible fue el episodio tres que nos lleva por un recorrido a través de los siglos mediante distintos encuentros entre nuestros ángeles -caídos y no- protagonistas. AMÉ ESO. Podría ver esa intro mil años sin cansarme. Es una belleza.

También amé a Perro. Es tan adorable y genial. Extrañé su pov, pero está tan bien hecho que ESE ANIMAL TE TRANSMITE EXACTAMENTE LO QUE TIENE QUE TRANSMITIRTE, AAAAAAAAAAAAAAAAAAH. Ojalá le haya salido bien su táctica imbatible para vencer al gato del vecino saltándole al rededor a los ladridos. Eso no puede salir mal.

Sobre lo que se quedó a afuera, me hubiera gustado ver dos cosas: que explicaran del todo bien el tema de Queen en el auto de Crowley (toda cinta que lleva en él determinada cantidad de días se vuelve un cassette *ok, en la serie no es cassette* de Queen, pues acción infernal). Y también me hubiera gustado que incluyeran a los motoqueros que se van sumando a los Jinetes del Apocalipsis, porque es una de mis cosas preferidas del libro. Pero comprendo su omisión.


Voy a dejarme de fangirlear y terminar esto acá.

Good Omens es una serie adorable y completamente recomendable. Muy divertida, muy entretenida. Muy pura. Y muy rica. Ideal para mirar muchas veces, ya que no hace más que dar, dar, dar y dar. 

A mis favoritas de una.


5 comentarios:

  1. A VER ME ENTENDÉS SI TE DIGO QUE NO CAI EN CUENTA !!!!! NO CAIIII EN CUENTAAAAAAAAAAA QUE MICHAEL ES ARO DE CREPUSCULO??? El que la gente se reia de el como "COMO PUSIERON A UN ACTOR A REIRSE ASI COMO PENDEJO CUANDO VIO A RENEESME?" ERA EL Y YO NO LO NOTÉ MELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII A VEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEr

    me vas a creer que te digo que vi dos capis de la serie y dije NO NECESITO LEER EL LIBRO Y PUES VOY POR EL 70% pero es porque voy en la parte de los moteros y esa parte se me hace leenta. Y por ende no he terminado la serie, me faltan dos episodios. Pero creeme que aunque mi ovario izquierdo le pertenece a David, el otro le pertenece a MIchael. En serio. Michael me robño el corazón con Aziraphael es que a ver y como se ve ahora, con su barba y sus rulos canosos es que a ver MI OVARIO mi ovario. DE VERDAD AZI PARA MI SE ROBA TODA LA SERIE. Aunque tambien amo a Crowley con mi vida no me malentiendas.

    Siento no haber acabado la serie ni el libro, pero estoy al pedo buscando trabajo y Good omens me da alegria cuando más mal me siento. Me tomaré mi tiempo para acabar ambas y seguramente las vuelva a ver en el futuro porque como tu dices, una vez eres fan nunca Infan ♥

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente sí! Michael se roba muchísimo la serie ❤ Mucha suerte en la búsqueda, Nina!

    (P.d. Neil y Michael son amigos gracias a Aro T-T lo vio en una convención en la que se burlaban de Twilight defender al fantasy y poner a Neil como exponente y surgió el bromance ❤❤❤).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Meli :) ese dato no lo conocía y apoyo mucho a Michael por defenderlo ♥

      Eliminar
  3. yo coincido contigo Meli SE NECESITA MAS TIEMPO de solo ellos dos,aunque mi fav fav es Crowley dos momentos que me encantan es cuando le grita a sus plantas para que crezcan y están todas temblando 😂😂😂😂y cuando va saltando por la iglesia LO AMOO💖 también a mi se me hizo super pura su relación y queda sellado cuando Crowley dice perdí a mi mejor amigo 😭😭😭😭te juro que LLORE. Supongo que a pesar del éxito no va a haber una segunda temporada o si? P.s yo tampoco lo reconocí como Aro 😂😂😂😂ahi se nota que es un tremendo actor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas escenas de David son LA GLORIA. Te destroza, lo amo ❤
      Se supone que es una miniserie de una sola temporada. Yo la amo, pero espero que sea así, esta es gloriosa porque tiene el toque de Neil y Terry. No sería lo mismo solo con Neil, por más idolo que sea, para mí. Perooooo no pondría mis manos en el fuego de que se atengan a su palabra y no sigan

      Eliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam y las agresiones. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D