Image Map

domingo, 16 de junio de 2019

Reto: Comprar y leer :B

¡Hola, hola!

¿Cómo andan, pequeñines?

Yo agotada de no hacer nada. Quienes no sean de por acá quizás no lo sepan, los argentinos sí, de sobra, pero hoy hubo un corte de luz a nivel nacional. En mi ciudad duró doce horas, no había tampoco agua y llovió todo el día torrencialmente. Como es el día del padre TENÍAMOS GENTE A ALMORZAR Y VINIERON IGUAL. Dios, fue un día muy, muy estresante. Porque además acá vive mi abue de 83, ella es adicta a la tv, no duerme sin una luz encendida y se puso muy nerviosa y en plan nena caprichosa porque no teníamos luz y ella quería luz, y no sabíamos cómo contenerla.

Les juro que me caigo de sueño del estrés jajaja

Pero bueno, tenía muchas ganas de bloguear. Me tomé unas mini vacaciones y espero bloguear bastantito. Qué sé yo, acá canalizo y soy feliz. Hoy lo necesitaba como al aire que respiro #Drama pues mi abue casi me da un ataque de ansiedad a mí también.


Además, i love drama

También necesitaba escribir una entrada nueva, ser yo misma. Escribir todo lo que me salga de las tripas.

En la última me pasó algo horrendo que me hizo mal: no me encuentro. Perdí mi voz. Había hecho un descargo muy loco sobre algo que me molestaba, pero terminé censurándome por primera vez en la historia del blog, para no tener que fumarme las consecuencias de mis palabras, porque estaba muy cansada para fumarmelas. Pero para evitarme un posible mal rato me maté a mí misma.

Y eso no va a volver a pasar. Me enfurece. Me odio por haberlo hecho. 

Saben que siempre cuento todo, siempre soy honesta y no me va la gente tibia, los que se escudan del "ya fue, lo dejo así" ni los que quieren quedar bien con Dios y con el diablo. Ese tipo de persona me parece despreciable. Y en ese ser despreciable me convertí por una entrada solo por estar cansada. Me odio, miren.

Así que no la voy a borrar, porque si no sabés creo que no se nota, pero quiero que quede registro de esto. Por alguna razón tenía ganas de contárselos. Mi blog siempre es, fue y será mi forma de hacerle fuck you al mundo. Por fis, si algún día me ven tibia, ábranme los ojos. 

Pasemos a lo que nos reúne aquí hoy: una forma loquísima en la que logré salir de un reading slump INMENSO. Sin más preámbulos:



Sí, exacto como suena.

Compro exactamente lo que quiero leer, lo leo y hasta no terminarlo no compro nada nuevo.

Pretencioso. Imposible. Me funciona.

Todo empezó con una nostalgia tonta: recordé esos años antes del blog, antes de las colaboraciones (sacando alguna excepción puntual, ya no acepto porque sería re cara rota. No hay tiempo de reseñar, no voy a ser tan ladri de pedir cosas), cuando tenía dos mangos que me daba mi mamá para subsistir el mes, y aún así lograba comprarme un libro de vez en cuando.

Y era comprar, y leer lo que acababa de comprar en el momento. A veces incluso releerlo hasta que tenía la posibilidad de comprar algo nuevo.

¿Qué quieren que les diga? Siento que había algo puro y genuino en eso. Algo que perdí cuando empecé a acumular, acumular y acumular libros, muchos de los cuales no leeré jamás. Eso es egoísta y lo voy remediando de a poco, saben que tengo la suelta fácil en todos los aspectos.

Hacía mucho que quería volver a esa voracidad, a ese comprar y leer, comprar y devorar.

Y después de meses leyendo a cuenta gotas, lo empecé a implementar sin querer: compré un libro, lo devoré, compré otro, lo devoré y pasó una tercera vez. Así que tomé una decisión re loca: hacer que este sea mi desafío personal por el resto del año, leer todo lo que compro en cuanto lo compro y no comprar nada hasta no haber leído la compra anterior.

Amo la forma hipercompleja en la que elegí contarles eso jajaja, pero ustedes entendieron, ¿no?

Vamos a resumirlo en el título: comprar y leer, el desafío es comprar y leer lo que compro. 

No incluye ediciones de colección que compro por las babas, o ediciones extras de mis favoritos que también compro por las babas.


Ahora voy a pasar a contarles los tres libros GENIALES que inspiraron esto. Va a ser una crónica, o cualquier cosa, pero no una recomendación en sí. Variemos:


Terror: antología, varios autores argentinos.

Había visto varias veces este libro y siempre me llamó la atención porque mezcla dos de mis cosas preferidas... o más bien tres: antologías + miedito + autores nacionales. Pero en su momento nunca lo compré, leí millones de críticas encontradas y por eso lo fui dejando pasar.

Hasta hace unos meses, no recuerdo por qué pedí recomendaciones por Twitter y alguien me lo recomendó como muy bueno, entonces alguien respondió que de hecho era muy malo y yo:



Ahí decidí que tenía que leerlo, porque me causó gracia que después de tantos años siguiera pasando lo mismo con la crítica. Entonces descubrí algo muy bello, que es uno de esos libros que si no compras cuando sale alpiste perdiste, porque no se reeditan ni se consiguen ni nah.

Entonces se me fueron las ganas, porque todo lo que requiera un esfuerzo extra en este momento de mi vida no vale la pena jajajaja, y tampoco me moría tanto por leerlo *pónganle*, pero los planetas se alinearon y nos demostraron que nosotros estábamos predestinados (?) y hace unos días haciendo tiempo en Parque Rivadavia, el nuevo y apretado Parque Rivadavia (¿alguien me explica qué hicieron? ¿O la obra no está terminada?), lo encontré de pedex. Lo empecé ahí no más, mientras volvía y me re gustó.

Les dejo mi veredicto:



Siguiente, siguiente:

Ñeri de Juan Solá.


Últimamente tengo un habito re ermitaño que me hace bien al alma y quizás amplíe mi antisociabilismo (??????????????????) pero salgo bastante sola. Si puedo, si no tengo otros planes, los viernes o los findes trato de autoregalarme un par de horitas para mí y solo para mí, en las que pueda hacer lo que se me cante (90% de las veces ir a la librería), estar a solas con mi cabeza, sin que nadie me interrumpa, sin tener que prestarle atención a ninguna conversación. Qué sé yo. Me recarga las pilas, me relaja y tengo tan poco tiempo libre y mi entorno respeta tan poquito mis espacios/tiempos personales, que me da el empujoncito necesario para poder subsistir otra semana en sociedad sin acuchillar a alguien :) :) :)

Jajajaja, es re turbio. Y re cierto. No acuchillar, quizás, pero realmente me ayuda mucho a aguantar.

Para más info, todo empezó este día, cuando twitteé esto.

En fin, un buen día mi varita de bamboo simplemente murió. Y decidí que a la salida del trabajo iba a aventurarme hasta el Barrio Chino a comprar otra, yo solita y feliz (sé que venden en todos lados. Pero i dont care, yo quería del Barrio Chino, es más especial (?)). En el medio pasaron cosas, cosas como que cuando pasé por El Ateneo que está en Cabildo y Juramento me tenté y entré. Y long story short, para cuando llegué al Barrio Chino ya estaba oscuro, frío y el señor de las varitas de bamboo ya cerraba. Pero tenía Ñeri de Juan Solá en el bolso y era rete feliz, porque vivo a dos horas de distancia y justo de Barrancas sale vacío un bondi que me deja en la esquina de mi casa. Así que sabía que me esperaba una panzada de lectura. Y así fue.

Juan es un autor que conocí el año pasado y amo mucho, creo que tiene una sensibilidad y una consciencia social que te da vuelta como media, te pega dos cachetadas y te llega al alma. Me encanta, y el buen Ñeri no fue la excepción:




Finalmente, última lectura y compra. O al revés. Qué sé yo.

Este es el mar de Mariana Enriquez

Perdón por negarme a tildar Este, Marina. Yo te amo, pero tengo principios gramaticales y me niego a seguir aferrándome a una regla que dejó de existir hace una década #Soltar

La historia es un tutti-frutti entre las dos anécdotas anteriores. Me enamoré de Mariana en Las cosas que perdimos en el fuego, después quise leer todo suyo y no solo encontré altibajos en sus letras (aunque en general, amo), sino también ciertas complicaciones para conseguir sus libros.

El viernes pasado no había subte, caminé bastante, me tomé un bondi random que me dejara cerca del que tengo que tomar para ir a casa y oopsie, me dejó en la puerta de la librería.


Y me terminé comprando el cuarto tomo de Sakura Card Captor porque los mangas SÚPER NO CUENTAN PARA ESTE DESAFÍO, porque lo digo yo que pongo las reglas :P y, después de rebuscar en los estantes por mucho tiempo porque odio pedir ayuda pues tímida, encontré Este es el mar, buscaba cualquier cosa de Mariana, pero como solo había leído antologías hasta el momento, me copó ir por una novela. Aunque, la verdad sea dicha, hacía mucho que tenía la idea bastante formada de comprar este libro si lo veía. 

Me costó un poco leerlo, me atasqué unos días, pero me gustó bastante, bastante. No es mi historia preferida de la autora, pero está bien:




Me siento muy orgullosa de mí misma, porque estuve a punto, pero a punto de comprar uno mientras aún leía Este es el mar, pero me contuve, porque no quiero volver acumular y no leer.

Ya sé cuál va a ser mi próxima compra y lectura, después de mis mini vacaciones en mi ciudad.

En fin, este es mi desafío personal para el resto del año. Esto no significa que no vaya a leer los cientos de pendientes que me esperan y miran con reproche desde sus estantes. Pero sí una dinámica que me copa, que me ayuda a leer más, a no acumular más libros sin leer. Cuando me pinte leer algún pendiente, bienvenido sea. Pero mientras no sea así, mientras ninguno parezca ser lo que estoy buscando en este momento, no me molesta seguir así. Es adquirir lo que quiero leer y solo lo que quiero leer.

En fin del en fin, no saben lo que necesitaba vomitar mil palabras acá. Extraño mucho mi blog, parece que solo necesitaba mi cama y una noche de tranquilidad después de un día muy estresante :B

Último comentario, es al azar que todos los autores sean nacionales. Simplemente se dio, pero el que tengo entre ojos ahora no es argentino. No es como otro requisito de mi desafío, jajaja

¿Leyeron alguno de estos libros? ¿Qué tan absurdo les resulta mi sistema? xD

¡Nos leemos!

7 comentarios:

  1. Mi cara de muerta es la foto que puse del drama jajajajjajaja
    Es que estaba muerta, bassssssssta. Además no les conté, pero vieron que me enfermé? Bueno, me re enfermé. Perdí 7 kilos, que ahora estoy recuperando con gusto, Pero soy un trapo de piso mojado

    ResponderEliminar
  2. Hola, Meli.
    Desde que comencé a leer tu blog siempre he admirado tu manera de expresarte y el harto de cosas que se te ocurren para continuar leyendo y mejorando tus estrategias. En particular, me hiciste recordar esos tiempos en los que tampoco tenía mucho dinero y compraba justamente algún libro que realmente quisiera leer y lo leía con amor, me gustara o no.
    Intentaré seguirte en esta estrategia para no acumular más de los que ya tengo ufff
    Besitos.

    Pd: Desde que vivo sola he comenzado también a salir sola y llevar algún libro conmigo. Descubrí que leer en parques, perderme en la ciudad y tomar transportes sin saber a dónde van son mi hit. Me alegra que estés haciendo cosas sola simplemente porque se te antoja ir hasta el barrio chino.

    ResponderEliminar
  3. Hola Meli!
    Banco fuerte las salidas a solas,las implemento hace años porque the loneliness is my lady.
    Me anoto Este es el mar,ojalá pudiera implementar tu sistema,pero me resulta imposible porque siempre viajo parada en el bondi,que es el único lugar donde podría leer de corrido,pero quizá me lo ponga como meta para el año que viene(si no viene LA apocalipsis(¿?)
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Meli!
    Vengo a stalkearte un poquito porque tengo una nostalgia de bloggear que ni te cuento y extrañaba muchísimo leerte.
    Me re copa el desafío que te planteaste y me encanta que te sirva y te incentive a cumplirlo y no pecar tanto en el medio. Es como el No acumules, lee pero modificado. Lo re implementaría si no tuviera miles de pendientes pues #Hoarder porque voy seguido a la biblioteca y me termino tentando y me traigo algún libro en vez de leer algunos de mis 365753118 libros pendientes y porque tengo que concentrarme en terminar mi carrera y dejar de boludear tanto :/
    Pero hace rato que trato de leer mis pendientes de a poquito y no lo cumplo tanto como me gustaría.
    De tu crónica y experiencia con los libros del reto me tentaste y quiero leerlos a todos. Al de Terror me suena haberlo visto en alguna de saldos y ahora re quiero. El de Solá me llama un montón porque dicen cosas re lindas del autor y de sus libros y es como dame dame dame dame! Y el último, me re vendiste a la autora, hacete cargo. Así que ya estoy agregando el del fuego a mi wishlist a ver si me lo compro ni bien pueda.
    Lo otro que me gustó de esta entrada es sobre los paseos solitarios que empezaste a hacer. Me encanta! A mí me resulta siempre muy cómodo salir sola a hacer algo, aunque la verdad sea dicha más de una vez me da paja salir si no tengo motivación extra porque más ermitaña la piba imposible. Pero más de una vez he terminado saliendo sola para despejar la mente o calmar broncas o incluso cuando alguien te cancela el plan y vos no te querés quedar con las ganas de hacer lo que ibas a hacer.
    Así que espero que tus paseos solitarios y tus visitas involuntarias ?) a la librería te sigan ayudando a leer de esta forma.

    Que andes bien!

    ResponderEliminar
  5. Lo del apagón fue un bajón TERRIBLE. ¡Y encima para vos fueron un montón de horas! ¿De dónde sos?

    Te entiendo. A veces nos pasa que nos censuramos muchísimo para no entrar en conflicto, y no nos damos cuenta que justamente del conflicto surgen cosas muy valiosas. Es importante ser uno mismo aún en estos espacios que nos ofrecen cierto "anonimato" o barrera para no salir heridos.

    ¿Sabés qué? Te voy a acompañar en el desafío. Estos últimos meses compré DEMASIADOS libros y hasta en cuotas (terrible). Así que me comprometo aquí y ahora a no comprar más libros hasta terminar todos los que tengo. HE DICHO. (Bueno, salvo Fuego y Sangre que solo lo voy a leer cuando termine de ver GOT).

    ¡Hahaha te entiendo tanto lo de estar sola! Como fiel introvertida, necesito mi tiempo a solas para reflexionar y escucharme a mí misma. Los findes por lo general los paso sola porque durante la semana estoy rodeada de gente TODO EL FUCKING TIEMPO y eso me agota. Así que yo también "me saco" a pasear :P

    Flor | http://flordeblog.com

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu desafio. So una compradora compulisva de libros, y no siempre me detengo a comprar exactamente lo que quiero leer. Eso deria en un montón de libros pendientes, algunos, sé que nunca terminaré. Este año me propuse leer más, por ello, abrí un blog de mis lecturas para impulsar un poco más este propósito. Por el momento, estoy leyendo lo que ya tengo. Hoy pasé por una librería y me contuve muchoooo.
    Y así están las cosas, leyendo tres libros a la vez, pero sin haber comprado ninguno recientemente. Me esta yendo bien con este sistema. Así que no sos la única. Elegir realmente lo que se quiere comprar, y leerlo, es un buen punto para no tener esa ansiedad de querer leer mil y no poder.
    Te invito a mi rinconcito, muy chiquito todavía.
    https://mislecturas.video.blog/
    Me gustaría mucho tenerte de visitante.
    En cuanto a los libros que mencionas, no leí ninguno pero me anoté Ñeri, para futuras, muy futuras compras jajajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Madre mía, un apagón a nivel nacional :O
    Nos ha parecido muy buena idea eso de volver a comprar y leer, y hasta no acabarlo no comprar otro. Estaría bien hacerlo.
    ¡Saludos desde Twinslandia!

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam y las agresiones. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D